La enésima guía de iniciación al Amazon Kindle

Facebooktwittergoogle_plus

Hace un par de días un amigo me pedía consejo sobre si era recomendable o no adquirir un Kindle, el popular libro electrónico de Amazon. Fue suficiente para caer en la cuenta de que, si bien es un aparato ya notablemente extendido, nunca está de más poner un poco en orden las posibilidades que ofrece, cuáles son sus usos más y menos recomendables y por dónde empezar cuando recibes tu flamante aparato a estrenar y quieres empezar a alimentarlo.

No me cabe duda de que la red debe estar llena de grandes y pequeñas guías de iniciación, pero una más nunca hace daño.

¿Qué es un Kindle?

Amazon Kindle

Vamos a no asumir nada y empezar por lo básico. El Amazon Kindle es un lector de libros electrónico o, como más veces lo veréis referido en la red, un “eBook” o “eBook reader”. Ni mucho menos es el único del mercado; a estas alturas se trata de un dispositivo muy popular por el que muchos fabricantes y grandes comercios han apostado, sacando en este caso sus propias apuestas para intentar fidelizar a sus clientes.

Su principal atractivo es el uso de una pantalla de tinta electrónica, tecnología que castiga mucho menos la vista y da al lector una sensación muy similar a la del texto impreso sobre papel común. Cuesta creerlo hasta que lo ves: cuando te encuentras por primera vez frente a su pantalla, crees que lo que está mostrando es algún tipo de adhesivo superpuesto en lugar de un texto renderizado digitalmente.

Para imponerse a la competencia, el Kindle cuenta con dos grandes bazas. La primera es que funciona realmente bien: el sistema operativo que ha diseñado Amazon para instalar en sus dispositivos cumple perfectamente con lo que debe ofrecer y además lo hace de forma muy fluida. La segunda gran virtud es su precio, absolutamente rompedor y al que pocos en la competencia pueden hacer frente. En el momento en el que escribo este texto, el modelo más básico (y suficiente para la mayoría de los usuarios) se sitúa en 79€. El motivo de estos precios tan ajustados es que Amazon no busca grandes márgenes de beneficio en la venta del dispositivo, siendo su gran mercado la venta de contenido digital para el aparato.

Modelos de Kindle

“El Kindle” no es un término que defina a un único dispositivo, si no a toda una familia de modelos con distintas características. Actualmente, la tienda española de Amazon ofrece las siguientes opciones:

  • El Kindle (a secas) es el dispositivo más básico y asequible (79€), pero también el que probablemente sea ideal para la mayoría de sus potenciales compradores. Tiene una pantalla de tinta electrónica 6 pulgadas sin iluminación, un peso y dimensiones muy reducidos y unos muy buenos números tanto en autonomía como en capacidad de almacenamiento interno (1,25 GB, suficiente para almacenar más de 1000 libros). El control del aparato se realiza mediante botones estratégicamente situados para ajustarse a la típica postura de lectura.
  • El Kindle Paperwhite sigue la estela del modelo básico pero añadiendo como principal novedad la retroiluminación de la pantalla, evitando así la necesidad de una lámpara para leer en la oscuridad. Además dicha pantalla pasa a ser táctil, por lo que desaparecen todos los botones físicos (salvo el de encendido) y toda interacción se realiza mediante dicha interfaz. Incluir estas características conlleva una menor autonomía así como un mayor peso y precio (129€).
  • Por su parte, la familia Kindle Fire (estándar, HD y de 8.9 pulgadas) va un paso más allá y establece un puente entre los libros electrónicos tradicionales y los tablets. Su pantalla ya no es de tinta electrónica y está diseñado para dar cabida también a contenido multimedia como videos y juegos. Cuenta con un sistema operativo Android personalizado hasta el extremo, llegando al punto de que para usuarios básicos, no tiene nada que ver con el Android que presentan los teléfonos móviles.

Algunos de los modelos ofrecen conectividad solo por wi-fi y otros añaden también conexión de datos 3G. Sin embargo, esta última funcionalidad en España no luce demasiado, ya que apenas permite acceder a la tienda oficial de Amazon descartando poder navegar libremente por Internet desde el aparato.

Formatos libres y propietarios

Al igual que ocurre con la música y los videos, los libros electrónicos pueden almacenarse en diferentes formatos. El que se ha convertido en estándar “de facto” ha sido el formato EPUB, que no pertenece a ninguna compañía, siendo totalmente abierto y permitiendo a cualquier programador desarrollar herramientas que lo soporten.

Lamentablemente en el caso del Kindle el formato EPUB no es una opción, ya que la forma en la que Amazon protege su inversión es permitiendo abrir solo formatos propietarios de la compañía. Estos formatos son AZW (el cual incluye DRM y no puede transmitirse de un dispositivo a otro) y MOBI (que sí puede cambiar de manos y visualizarse en cualquier Kindle).

Sin embargo, no hay que alarmarse: existe un pequeño y milagroso programa llamado Calibre que no solo permite mantener organizada tu biblioteca de libros digitales en el ordenador (al estilo de iTunes para el contenido digital de Apple), si no que además ofrece en unos pocos clics la posibilidad de transformar libros del formato EPUB al formato MOBI.

No es el objetivo de este artículo ofrecer una guía de iniciación en Calibre. Quizás en una entrada futura, que en ningún caso arrojaría más luz que guías ya existentes como ésta de la web ZonaEReader.

Para qué es y para qué no

El Kindle es una compra muy recomendable… siempre y cuando tengamos presente para qué lo queremos. En lo que respecta a leer novelas, ensayos u otros tipos de documento muy poco visuales en los que el texto es el protagonista, no hay nada que objetar. El Kindle permitirá navegar por sus páginas de forma fluida y podremos ajustar el tamaño del texto a nuestras preferencias.

En cambio, si se trata de libros con una maquetación más compleja (por ejemplo, libros técnicos con muchos fragmentos de código fuente) o un apartado visual mucho más potente (libros ilustrados, cómics), yo recomiendo encarecidamente olvidarse de la tinta electrónica e irse de cabeza a por un tablet, cuyas capacidades táctiles y su agilidad para jugar con el zoom se ajustan mucho mejor al tipo de navegación requerida para esas obras.

Tema aparte es plantearse tener un Kindle para abrir documentos PDF. En este caso la respuesta es un rotundo no. El soporte del Kindle para la lectura de PDF es muy limitado, estando obligados a hacer un uso constante del zoom (que en este caso es muy lento) para poder leer los contenidos.

Dónde conseguir libros

Una vez aclarado qué es, para qué sirve y para qué no, vamos a quizás el punto más importante: dónde conseguir material para el Kindle.

La vía más obvia, rápida y cómoda es comprar contenidos legalmente en la tienda oficial de Amazon. Tanto desde un navegador web como desde el propio Kindle (si está conectado a Internet) podremos navegar por el cada vez más amplio catálogo de libros electrónicos que el gigante de Internet ofrece. Para libros en inglés no hay discusión: tienen precios muy ajustados y prácticamente cualquier novedad se estrena en formato digital el mismo día que su lanzamiento en papel. En el caso del castellano hay algunos peros: no todas las editoriales nacionales están sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos, y en los casos en los que la obra traducida está disponible, es mejor no comparar precios respecto a la versión original. En algunos casos los costes de traducción y sobre todo los impuestos suponen que paguemos hasta un 100% más que británicos o estadounidenses por leer en nuestra lengua nativa.

En cuanto a vías legales, yo no comentaría más opciones: tienes un aparato de Amazon, y Amazon tiene una tienda online casi inmejorable. Puedes intentar perderte por páginas web de editoriales, pero pocas ofrecerán contenidos digitales y probablemente las que lo hagan no incluyan entre sus formatos la versión MOBI necesaria para abrirlos en tu Kindle.

Pero hay otras opciones. Y no entraré aquí a valorar lo que es justificable y lo que no, solo a dar unas pequeñas pinceladas de comunidades de gente que sin ánimo de lucro facilitan la obtención de libros digitales en español.

Por una parte tenemos PapyreFB2, una comunidad cuyo ingreso es gratuito y con un catálogo de libros traducidos enorme. Sin embargo, solo en el caso de libros muy populares el contenido estará perfecto, siendo habitual encontrar errores tipográficos debidos a una conversión no suficientemente revisada. Normalmente serán pequeñas erratas que no impediran leer la obra, pero siempre resulta molesto encontrárselas cada cierto número de páginas.

Por otra parte tenemos la que para mí es la mejor opción, pero con muchos condicionantes. EPubGratis era una página web con un aspecto y contenidos muy cuidados, pero lamentablemente hace unos meses una empresa privada se hizo con la marca y sustituyó todos los enlaces de descarga por versiones con software malicioso.

Pero no todo está perdido: el agregador de enlaces de descarga Cuelgame.net cuenta entre sus archivos con un enlace a la descarga completa de la biblioteca que ofrecía EPubGratis usando el protocolo torrent. Dicho enlace permite descargar un fichero de varios GB de tamaño cuyo interior alberga casi 5500 libros, fácilmente importable en el programa Calibre para poder gestionar tan inmensa biblioteca y transferir al Kindle aquellas obras que nos interesen. Evidentemente la parte negativa es que se requiere un esfuerzo adicional hasta tener la biblioteca en nuestras manos, y que tratándose de un archivo histórico cualquier libro de nueva aparición no puede obtenerse por esta vía. Pero seguro que entre esos miles de libros habrá numerosas obras que tarde o temprano llegarán a tus oídos y querrás poder disfrutar, por lo que recomiendo encarecidamente hacerse con una copia de dicha biblioteca para poder recurrir a ella en cualquier momento.

Conclusiones

Espero que con estos pequeños pasos haya arrojado un poco de luz a aquellos pocos que todavía estén dudando si comprar un libro electrónico y, más particularmente, introducir en su vida un Amazon Kindle. Si veo que puede cubrir una necesidad informativa, quizás en otra ocasión aporte unas pinceladas sobre el uso más básico de Calibre para gestionar nuestra biblioteca y cómo llegar a tener en nuestro ordenador los 5500 libros de EPubGratis al alcance de nuestra mano.

Facebooktwittergoogle_plus

2 pensamientos en “La enésima guía de iniciación al Amazon Kindle”

  1. ¡Te lo has currado!. Genial artículo. Muy interesante lo del enlace de Cuelgame.net. Mi última descarga de epubgratis ya me costó tener que desinstalar dos barras de búsqueda de esas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *